Conéctese

Médicos de UCI de Málaga enseñan en la playa cómo realizar reanimación cardio-pulmonar ante casos de urgencia





NOTA DE PRENSA




MÉDICOS DE UCI DE MÁLAGA ENSEÑAN EN LA PLAYA CÓMO REALIZAR REANIMACIÓN CARDIO-PULMONAR ANTE CASOS DE URGENCIA





• La Reanimación Cardio-Pulmonar es una acción fundamental como intervención inicial en la ‘cadena de la vida’ hasta la llegada y la actuación de los profesionales sanitarios integrados en el Soporte Vital Avanzado

• La trascendencia de la atención inicial se pone de manifiesto al considerar que del 50 al 60% de las muertes tiene lugar en el medio prehospitalario y que una atención adecuada en ese periodo puede evitar un 35% de los fallecimientos y un 18% de las lesiones

• Junto con los médicos intensivistas malagueños, también han formado parte de esta iniciativa docente, promovida por EXPAUMI (Asociación de Expacientes de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Virgen de la Victoria), otros profesionales sanitarios del ámbito de UCI, Servicios de Urgencias, Emergencias (061) y Atención Primaria



Málaga, 1 de agosto de 2018.-
Médicos intensivistas malagueños (miembros de SAMIUC, Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias) así como otros profesionales sanitarios del ámbito de la UCI, Servicios de Urgencias y Atención Primaria han ofrecido a la población de su entorno a lo largo de estas últimas semanas formación sobre Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP) Básica y uso del Desfibrilador Automático Externo (DEA) en las XVI Jornadas de Divulgación en Playas Malagueñas de Soporte Vital Básico y actividades preventivas en salud, una actividad promovida por EXPAUMI (Asociación de Expacientes de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Virgen de la Victoria) en colaboración con la Delegación Provincial de Salud y el Ayuntamiento de Málaga.

La edición de este año ha constado de dos sesiones (celebradas el domingo 8 de julio en la Playa de El Dedo y el día 22 en la de La Misericordia) en las que se han recreado tres situaciones muy comunes que se pueden dar en un ambiente vacacional y que precisan de una rápida actuación: un ataque cardiaco a una persona que esté disfrutando de un día de playa, ahogamiento de un bañista o atragantamiento por comida. Estos simulacros han sido diseñados con el fin de mostrar y ejercitar cómo ha de desarrollarse la ‘cadena de la vida’. Esta cadena contempla valorar la respuesta o grado de conciencia de la víctima, avisar al Servicio de Emergencias (061), realizar la RCP Básica (en la que puede jugar un papel esencial cualquier persona con nociones básicas de reanimación), aplicación de un DEA cercano al lugar del evento e intervención del Soporte Vital Avanzado y traslado del paciente al hospital de referencia.

“Durante el verano es frecuente la concentración de niños, jóvenes y adultos en las playas, por lo que es muy importante que los diferentes grupos poblacionales aprendan a mantener la ‘cadena de la vida’, reforzando los tres primeros eslabones ante situaciones en las que puedan ser testigos: ahogamientos o semiahogamientos, atragantamientos, golpes de calor, ataques del corazón, intoxicaciones en fiestas juveniles, accidentes de moto, etc.”, explica la Dra. Mª Victoria de la Torre, Intensivista y socia fundadora de EXPAUMI.

La trascendencia de la atención inicial a las personas afectadas por algunas de estas situaciones se pone de manifiesto al considerar que del 50 al 60% de las muertes tiene lugar en el medio prehospitalario y que una atención adecuada en ese periodo puede evitar un 35% de los fallecimientos y un 18% de las lesiones. De este modo, la precocidad en la actuación inicial es el factor más importante relacionado con la expectativa de supervivencia.

Las medidas de soporte vital básico (SVB) más eficaces son de muy fácil aprendizaje y pueden ser aplicadas correctamente por cualquier persona sin ningún tipo de formación médica previa. El que se haga o no de modo inmediato puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Esta acción se ve facilitada en la actualidad con el aumento de la disponibilidad de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) en sitios con afluencia importante de público (como son los centros de las ciudades, polideportivos, centros educativos, comerciales, centros sociales, lúdicos, transporte público, restaurantes, etc.) para lo cual es necesario contar con las nociones básicas necesarias para saber cómo intervenir ante una parada cardiaca súbita.

La celebración de estas jornadas para la difusión de las técnicas de SVB, uso del DEA, actuación ante emergencias y actividades preventivas en salud se engloba en un conjunto de otras acciones promovidas en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga desde 2003, en las que desde marzo a mayo se han formado unos 5.000 ciudadanos, entre los que se incluyen trabajadores sociales, auxiliares de apoyo en domicilio, monitores de tiempo libre, cuidadores de pacientes y amas de casa. En el caso de las playas malagueñas, desde ese año durante el mes de julio se representan por los mismos expacientes de EXPAUMI simulacros de emergencias (atragantamientos por cuerpo extraño, ahogamientos), paradas cardiacas súbitas por un infarto de miocardio y actividades preventivas en salud en las playas de la Misericordia, La Malagueta, Guadalmar y El Palo.



Para más información:

Gabinete de comunicación de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias: Tomás Muriel (95 462 27 27 / 605 603 382)

Descarga de nota de prensa y fotos de la iniciativa: