Médicos de UCI andaluzas y la Universidad de Granada analizan en un instituto granadino los beneficios de formar a todo su alumnado y claustro de profesores en primeros auxilios





NOTA DE PRENSA



MÉDICOS DE UCI ANDALUZAS Y LA UNIVERSIDAD DE GRANADA ANALIZAN EN UN INSTITUTO GRANADINO LOS BENEFICIOS DE FORMAR A TODO SU ALUMNADO Y CLAUSTRO DE PROFESORES EN PRIMEROS AUXILIOS




• La iniciativa, llevada a cabo en el IES Miguel de Cervantes de la capital granadina, es un proyecto pionero en España con el que se pretende demostrar el impacto que la formación en soporte vital en todos sus alumnos puede tener para la supervivencia de los pacientes en situación de Parada Cardiorrespiratoria (PCR)

• Actualmente, el límite de edad establecido para la práctica del RCP está en los 14 años, aunque esta postura no está basada en un nivel muy elevado de evidencia científica. Con esta iniciativa se pretendía analizar la utilidad de formar tanto a menores como mayores de esta edad

• De demostrar su efectividad, se pretende promover que el aprendizaje de la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) forme parte de los contenidos curriculares de los estudiantes de secundaria de todo el país

• Se estima que cerca de 6.600 personas fallecen al año en Andalucía por parada cardiorrespiratoria. El empleo adecuado de técnicas de RCP precoz y el empleo de un desfibrilador externo automatizado (en los seis minutos siguientes puede aumentar en un 80% las posibilidades de supervivencia). En el caso de Granada, esto se traduciría en 560 vidas que podrían salvarse al año



Granada, 2 de abril de 2019.-
El Instituto de Educación Secundaria Miguel de Cervantes de Granada ha acogido a lo largo de esta semana la celebración de un programa piloto de formación masiva en Soporte Vital Básico (SVB) para todos sus estudiantes (casi 900). Se trata de un proyecto pionero avalado tanto por la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (SAMIUC) como por el Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Granada (UGR) y que tiene como objetivo valorar la efectividad de introducir la formación en soporte vital como materia reglada para todos los alumnos del centro, de forma que a medio plazo el aprendizaje de la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) forme parte de los contenidos curriculares de los estudiantes de secundaria de todo el país.

En años anteriores, los promotores de esta iniciativa formaron en RCP al claustro de este centro, así como a alumnos mayores de 14 años, edad límite establecida para esta práctica. En esta ocasión se ha querido comprobar si los alumnos menores de dicha edad podían adquirir el nivel mínimo de competencias para la práctica de la reanimación cardiopulmonar.

Asimismo, al contar con una muestra poblacional más amplia que en años anteriores, se analizado también si tiene algún tipo de incidencia que la formación sobre RCP la lleve a cabo un profesor del centro educativo (que se sometieron a un curso de reciclaje el pasado enero) o un profesional sanitario.

A este respecto, cabe destacar que en el estudio del pasado año no se obtuvieron diferencias estadísticamente significativas, con lo cual el grado de adquisición de competencias en RCP básica de los alumnos de educación secundaria no dependía de quién lo impartiera (profesor o sanitario) teniendo en cuenta que previamente los profesores (personal no sanitario) había recibido formación específica en RCP.

Los resultados obtenidos se recogieron en un estudio que fue publicado en la revista científica Actualidad Médica. Asimismo, gracias a la formación del profesorado se obtuvo la certificación de zona cardioasegurada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, siendo el primer IES de la ciudad de Granada en conseguir esta certificación.

Todo este trabajo, avalado por SAMIUC dentro del grupo de investigación en soporte vital, está dando su fruto en varias comunicaciones científicas (publicaciones en revista, comunicaciones a congresos) y además es el tema de una tesis doctoral realizada en el Programa del Doctorado de Ciencias de la Educación de la UGR y de un TFG del Departamento de Medicina de la universidad granadina.

En todos ellos se pretende demostrar el impacto que la formación en soporte vital de los alumnos de educación secundaria puede tener para la supervivencia de los pacientes en Parada Cardiorrespiratoria (PCR) y la utilidad de la integración de dicha formación en los programas curriculares de los alumnos de educación secundaria como ya ocurre en otros países de nuestro entorno continental, como es el caso de Noruega, donde esta actividad ha ayudado a reducir de la mortalidad de los pacientes en situación de PCR.

La importancia de la RCP
Se estima que cerca de 6.600 personas fallecen al año en Andalucía por parada cardiorrespiratoria. El empleo adecuado de técnicas de RCP precoz y la utilización de un desfibrilador externo automatizado (DEA) en los seis minutos siguientes puede aumentar en un 80% las posibilidades de supervivencia. En el caso de Granada en un año, esto se traduciría en 560 vidas que podrían salvarse.

Es por ello que desde SAMIUC se insiste en la necesidad de la difusión de los conocimientos y habilidades en soporte vital a la población general, ya que al tratarse de un problema de salud pública es imprescindible la implicación de todos los agentes sociales para mitigar el drama que supone esta enfermedad. Actualmente, cuando la parada cardiorrespiratoria sucede fuera del hospital sólo una de cada cinco víctimas recibe RCP, una intervención que, realizada a tiempo y sin esperar a los profesionales especializados, puede lograr que la persona sobreviva –por cada minuto que el paciente está en parada cardiorrespiratoria sin maniobras de resucitación, las posibilidades de supervivencia se reducen un 10%– y, además lo haga sin secuelas, ya que la reanimación cardiopulmonar a tiempo reduce considerablemente las secuelas neurológicas. Sólo en el pasado año desde la SAMIUC se formó a cerca de un millar de personas en técnicas de RCP.



Para más información:

Gabinete de comunicación de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias: Tomás Muriel (95 462 27 27 / 605 603 382)

Descarga de nota de prensa y fotos adjuntas:
img_5209.jpg IMG_5209.jpg  (381.36 Kb)
img_5217.jpg IMG_5217.jpg  (579.89 Kb)