Conéctese

Cada año hay más de 600 nuevos casos de cáncer de ovario en las mujeres andaluzas, cuyos nuevos avances y tratamientos están mejorando el pronóstico, la supervivencia y la calidad de vida


Cada año hay más de 600 nuevos casos de cáncer de ovario en las mujeres andaluzas, cuyos nuevos avances y tratamientos están mejorando el pronóstico, la supervivencia y la calidad de vida
NOTA DE PRENSA

Día Mundial del Cáncer de Ovario, 8 de mayo


CADA AÑO HAY MÁS DE 600 NUEVOS CASOS DE CÁNCER DE OVARIO EN LAS MUJERES ANDALUZAS, CUYOS NUEVOS AVANCES Y TRATAMIENTOS ESTÁN MEJORANDO EL PRONÓSTICO, LA SUPERVIVENCIA Y LA CALIDAD DE VIDA


En 2017 se diagnosticaron más de 3.400 nuevos casos en España, de los que más de 600 se realizaron en Andalucía.

Se trata de un cáncer difícil de diagnosticar, que no presenta síntomas específicos al comienzo de la enfermedad y se detecta en estadios avanzados, aunque los resultados de su tratamiento están mejorando gradualmente gracias a la identificación de nuevas dianas terapéuticas y la personalización de los tratamientos a las pacientes.

Destacan los tratamientos en las mujeres con cáncer de ovario de origen hereditario o con mutación de BRCA, donde los últimos descubrimientos están aportando una mayor esperanza para superar este tipo de tumores. En especial en el caso del inhibidor de la Parp, que ha demostrado su efectividad tanto en las pacientes con este tipo de mutación como en aquellas que no la tienen.

El cáncer de ovario constituye la primera causa de muerte por tumores ginecológicos en España. Actualmente es el quinto cáncer según el número de casos que se detectan cada año y el octavo con mayor tasa de mortalidad en la población femenina española.

Los expertos de la SAOM recomiendan a las mujeres que acudan a su ginecólogo cuando aprecien algún posible síntoma de la enfermedad, como hinchazón o distensión abdominal progresiva, sensación repetida y persistente de plenitud con la comida, molestias pélvicas o al orinar, y sangrado vaginal inapropiado.



08 de mayo de 2018.- Con motivo de la celebración del Día Mundial del Cáncer de Ovario, que tiene lugar hoy, la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) ha querido informar de los últimos datos sobre este tipo de tumores en la comunidad y de las descubrimientos y avances más importantes que se están logrando en los últimos años en este campo que están permitiendo mejorar el pronóstico, la supervivencia y la mejora de la calidad de muchos pacientes, especialmente en las mujeres con cáncer de ovario de origen hereditario o con mutación de BRCA.

El cáncer de ovario es uno de los tumores más graves entre las mujeres, y constituye la primera causa de muerte por tumores ginecológicos en España y en el mundo occidental. En nuestro país se diagnosticaron más de 3.400 nuevos casos en 2017, de los que se estima que más de 600 se diagnosticaron en Andalucía. Se trata del séptimo tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres, el quinto según el número de casos que se detectan cada año y el octavo con mayor tasa de mortalidad en la población española.

Entre los principales factores que complican el diagnóstico y tratamiento del cáncer de ovario se encuentran que es un tipo de tumor que se diagnostica en estadios avanzados en la mayoría de pacientes (70-80% de los casos), ya que no presenta signos ni síntomas específicos al comienzo de la misma, lo que hace que las pacientes acudan a la consulta cuando el cáncer de ovario ya se ha diseminado y es más difícil de curar. Además, no es una enfermedad heterogénea, sino que existen al menos 4 subtipos histológicos distintos, que se comportan de forma diferente en frecuencia y conducta, y distintos subtipos moleculares que presentan también mutaciones diferentes.

No obstante, los resultados en el tratamiento del cáncer de ovario han mejorado gradualmente, sobre todo tras la identificación de nuevas dianas terapéuticas y la personalización de los tratamientos a las pacientes. Destaca en este caso “los tratamientos en las mujeres con cáncer de ovario de origen hereditario o con mutación de BRCA, donde los últimos descubrimientos y estudios están aportando una mayor esperanza para superar y curar este tipo de tumores”, señala el oncólogo David Vicente, coordinador del Grupo de Cáncer Ginecológico de la SAOM y médico del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.

Por ejemplo, el descubrimiento en 2014 del inhibidor de la PARP, cuya efectividad en el cáncer de ovario con este tipo de mutación ha cambiado las perspectivas del pronóstico de las recaídas en las mujeres con respuesta a terapia basada en platino y mutación BRCA. Asimismo, el empleo de este inhibidor como terapia de mantenimiento para pacientes con recaída, aprobado a finales de 2017 por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), ha demostrado un beneficio significativo tanto en pacientes mutadas como en aquellas que no tienen mutación de cáncer de ovario, “por lo que el acceso a estas nuevas terapias es fundamental para seguir avanzando en el tratamiento y curación de este tipo de tumores”, señala el doctor Vicente.

En este sentido, el acceso de los pacientes a los ensayos clínicos de investigación es un aspecto muy importante para continuar progresando en el conocimiento de la enfermedad y el desarrollo y puesta en marcha de nuevos tratamientos, algo que en Andalucía se lleva a cabo a través de la Red Andaluza de Ensayos Clínicos en Oncología (RAECO), creada por la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM), que ya cuenta cerca de 320 ensayos clínicos abiertos en terapias innovadoras y que ya se ha situado como referente nacional en estudios y ensayos en terapias diana e inmunoterapia para cáncer de mama y cáncer de pulmón, entre otros.

“Es una iniciativa que ha mejorado enormemente las posibilidades de médicos y pacientes de beneficiarse de la mejor opción terapéutica contra el cáncer disponible en los hospitales de Andalucía”, afirma Reyes Bernabé, presidenta de la SAOM, quien ha señalado que en al RAECO también se están realizando ensayos con pacientes con cáncer de ovario.

Ante la dificultad de contar con una técnica o método para la detección precoz del cáncer de ovario y su identificación en estadios iniciales, los expertos de la SAOM recomiendan a las posibles afectadas que acudan a su ginecólogo cuando aprecien algún posible síntoma de la enfermedad, entre los que se incluyen como más frecuentes la hinchazón o distensión abdominal progresiva, la sensación repetida y persistente de plenitud con la comida, incluso con pequeñas cantidades, molestias pélvicas y/o abdominales que persisten y no tienen una explicación lógica, o molestias al orinar y/o hacer deposición que persisten y no se explican por otras causas, o el sangrado vaginal inapropiado.

Sobre la SAOM
La Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) es una sociedad científica y profesional sin ánimo de lucro cuyo objetivo es representar a los profesionales de esta especialidad en la comunidad andaluza y promover, con ellos y entre ellos, actividades dirigidas a la mejora de la calidad profesional y asistencial de especialistas y pacientes con cáncer.

Con más de 200 socios en la actualidad, SAOM se ha convertido ya en un referente autonómico gracias a la promoción de actividades en el ámbito de la investigación, la formación continuada de sus profesionales, la divulgación y el apoyo a pacientes y familiares, que son el centro de toda la actividad oncológica. Todo ello, para garantizar la excelencia en la calidad asistencial y hacer de la atención oncológica andaluza un modelo de alta eficacia y calidad a nivel nacional.


Para más información:
Gabinete de Prensa de SAOM
Jesús Herrera / Manuela Hernández 954 62 27 27/ 625 87 27 80

Para descarga de nota de prensa: