COMUNICADO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍA


COMUNICADO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍA
COMUNICADO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍA

En relación a la información publicada por El País el pasado 24 de mayo afirmando que “el líder mundial de la diálisis” habría “sobornado” a “médicos de la sanidad pública” y en relación a la que se publica en el día de hoy, la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) desea aclarar que ambas se refieren a supuestos hechos ajenos por completo al ámbito de actividad de esta Sociedad, que se desarrolla según los principios de honestidad, transparencia y legalidad, sin que esa actividad haya sido cuestionada en ningún momento por la publicación referida o por cualquier otra en ningún medio.

Sin perjuicio de lo anterior, ante la mención expresa de miembros de esta Sociedad en dicha información, y desde su deber de proteger la veracidad, la imagen y la labor de profesionales que prestan un servicio fundamental a la sociedad, la S.E.N. desea manifestar lo siguiente:

-Toda la información publicada por este periódico se basa en los documentos hechos públicos por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) y el Departamento de Justicia de EE.UU en los que no se cita ningún nombre propio ni se aporta ninguna evidencia específica sobre los supuestos pagos a médicos y menos aún sobre la influencia de estos pagos en la adjudicación de concursos (se adjuntan los documentos).

-Tanto el documento de la SEC, como el acuerdo entre Fresenius y el Departamento de Justicia de Estados Unidos, se basan en una investigación en la que ninguno de los nombres propios aportados por El País ha sido citado ni ha tenido posibilidad de participación ni defensa alguna y en el que toda la base documental aportada para sustentar ciertas denuncias son correos internos entre directivos de Fresenius, sin participación alguna de los médicos aludidos.

-En España los honorarios a profesionales por consultoría y el pago de la formación y los gastos de inscripción y asistencia a Congresos son completamente legales y, además, desde el año 2015 en el caso de Farmaindustria y 2018 en el de FENIN, se publican para dotar de máxima transparencia las relaciones entre la industria y los profesionales.

-Deslegitimar el pago de la industria a profesionales de la salud (médicos, enfermeros, directivos sanitarios…) de formación continuada, inscripción y viajes a congresos, dotaciones para proyectos de investigación… es una enorme irresponsabilidad, además de una gran hipocresía, pues es prácticamente el único medio que tienen los profesionales (no solo los nefrólogos sino los profesionales de todas las especialidades) de formarse y avanzar en la investigación con el objetivo de mejorar la calidad asistencial y por ende la salud de los pacientes.

-El sistema de adjudicación de concursos públicos de material médico en España es complejo y garantista. El resultado final de los concursos depende de una combinación de la evaluación técnica y la oferta económica, la cual se abre en el último momento. Todos los pliegos se publican y son además subsidiarios de recurso en el caso de que cualquier licitador detecte o presuma sospecha de irregularidades.

-Para que hubiera habido soborno, tendría que demostrarse que ha habido pagos inapropiados y que estos han servido para manipular concursos, y El País no ha aportado prueba documental alguna de que así haya sucedido, ni hay ningún procedimiento judicial en marcha en relación con todo ello.


-Es importante referir además que, a pesar de que El País ha usado el nombre de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) para dar relevancia a su información, los supuestos pagos a los que se refiere el documento de la SEC no tienen en absoluto ninguna relación con la actividad científica y formativa de nuestra Sociedad, de modo que nos extraña sobremanera que este medio haya insistido en solicitar nuestra versión sobre los hechos denunciados cuando debería solicitarla, en todo caso, a las autoridades sanitarias autonómicas correspondientes, pues ni la S.E.N. tiene poder adjudicador alguno ni ninguno de los supuestos pagos se realizaron para beneficiar a la actividad de esta sociedad.

-Dado que no hay sentencia judicial, ni procedimiento judicial abierto siquiera, que permita poner en duda la honorabilidad ni de la actual presidenta de nuestra Sociedad, ni de ninguno de los compañeros nefrólogos citados en la información de El País, la S.E.N, en estricto respeto de la presunción de inocencia, debe manifestar su respaldo a estos compañeros, sin dejar de reafirmar su firme defensa y compromiso con los enunciados expresados por su Código Ético, publicado el pasado año 2018, y en particular los referidos a la honestidad y transparencia (punto 7) y legalidad (punto 8)

Los Nefrólogos nos comprometemos con la honestidad y la fiabilidad del ejercicio profesional manteniendo la calidad de nuestros conocimientos y habilidades y evitando que otros intereses personales alteren este compromiso. (…)

Los Nefrólogos nos comprometemos con el respeto a las leyes y normativas que rigen nuestra profesión, el ejercicio de las mismas y la organización de la Sociedad (…)


-Desde la S.E.N. apoyaremos las investigaciones que estimen oportuno llevar a cabo las administraciones y hospitales concernidos por estas informaciones, investigaciones que además consideramos necesarias para dar oportunidad de defensa a compañeros nefrólogos cuyos nombres han sido citados por el diario El País, y que desconocen completamente los hechos concretos de los que se les acusa. Exigimos asimismo a Fresenius que aporte a las autoridades sanitarias españolas toda la documentación relativa a los hechos relatados en el informe de la SEC.

-Por todo lo expuesto anteriormente, consideramos que las acusaciones vertidas por El País perjudican no solo el nombre de la Nefrología sino el de todo el sistema público sanitario, al cuestionar el modo en que en España los profesionales de la salud se relacionan con la industria farmacéutica y de tecnología sanitaria, sembrando dudas sobre unas relaciones perfectamente legales, además de estrictamente necesarias, mientras la formación continuada de los profesionales de la salud y el impulso a la investigación no sean asumidos por el propio sistema público de salud.


Para más información, contactar con Manuela Hernández. Gabinete de Prensa. S.E.N. 954 62 27 27/ 651 86 72 78
fmc_agreement_3_28_19_signed_0__1_.pdf Descargar documento 2  (1.23 Mb)
34_85468.pdf Descargar documento 1  (335.87 Kb)