Conéctese

La terapia dual con un inhibidor de la proteasa potenciado, en sustitución de la triple terapia, se presenta como una opción segura y eficaz para el mantenimiento de la supresión virológica en personas con VIH


La terapia dual con un inhibidor de la proteasa potenciado, en sustitución de la triple terapia, se presenta como una opción segura y eficaz para el mantenimiento de la supresión virológica en personas con VIH



NOTA DE PRENSA



LA TERAPIA DUAL CON UN INHIBIDOR DE LA PROTEASA POTENCIADO, EN SUSTITUCIÓN DE LA TRIPLE TERAPIA, SE PRESENTA COMO UNA OPCIÓN SEGURA Y EFICAZ PARA EL MANTENIMIENTO DE LA SUPRESIÓN VIROLÓGICA EN PERSONAS CON VIH




• La diferencia entre las personas que tenían una carga viral mayor o igual a 50 copias/mL (lo que se define como carga viral detectable) entre los que recibieron una pauta dual y una triple fue del 0,9%, sin superarse el 4% del margen de no-inferioridad

• Estos resultados corresponden al estudio GeSIDA 9717, un metaanálisis internacional realizado con los datos individuales de 1051 pacientes

• Los resultados de este estudio han sido presentados por expertos de GeSIDA en la 16ª Conferencia Europea del SIDA, celebrada en Milán, y en la que este Grupo de Estudio ha mostrado otros trabajos de investigación, ya fueran centrados en analizar el uso de darunavir/cobicistat como tratamiento antirretroviral, o la prevalencia en España de la coinfección de VHC en personas con VIH, que se ha conseguido reducir un 47,1% en un año gracias al uso de los antivirales de acción directa



Madrid, 2 de noviembre de 2017.-
La terapia dual para el mantenimiento de la supresión virológica en personas con VIH basada en lamivudina y un inhibidor de la proteasa potenciado se presenta como una opción segura y eficaz en sustitución de la triple terapia, según recoge un estudio realizado por expertos de GeSIDA (Grupo de Estudio del SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) y que ha sido presentado en la 16ª Conferencia Europea del SIDA, –promovida por la European AIDS Clinical Society– celebrada en Milán a finales de la pasada semana.

El estudio GeSIDA 9717, un meta-análisis de los datos individuales de los 1051 pacientes que participaron en cuatro ensayos clínicos aleatorios (ATLAS-M, SALT, DUAL y OLE) bajo la coordinación de expertos de centros hospitalarios españoles (Ramón y Cajal, La Paz y 12 de Octubre de Madrid, así como el Clínico y el Vall d´Hebrón de Barcelona) y uno italiano (Universitá Cattolica del Sacro Cuore de Roma), constató que los buenos resultados de la terapia dual frente a la triple terapia no se veía alterada por el sexo del paciente, ni por el estado activo de la coinfección por el virus de la hepatitis C (una de las comorbilidades más comunes entre los pacientes con VIH) ni tampoco por el inhibidor de la proteasa utilizado.

Según el análisis realizado, a la semana 48 del estudio la diferencia entre las personas que tenían una carga viral mayor o igual a 50 copias/mL (umbral a partir del que se considera la carga viral detectable) fue del 0,9% entre aquellos pacientes bajo el régimen de terapia dual frente a los que seguían con la triple terapia (3,04%). Esta diferencia no superó el 4% que actualmente considera la FDA como límite de no inferioridad para estudios de cambio de tratamiento. Por su parte, en el mismo periodo de estudio, el 84,7% de los pacientes con terapia dual presentaban una carga viral por debajo de 50 copias/mL, frente al 83,2% que tomaban una combinación de tres medicamentos antirretrovirales.

La estrategia terapéutica dual frente a la triple presenta beneficios, entre los que pueden citarse una mejor tolerabilidad y menor toxicidad. Esto es importante en una infección que hoy por hoy necesita de un tratamiento de por vida al no existir aún cura para el VIH.

Uso de darunavir/cobocistat en España
Darunavir/cobicistat es una combinación a dosis fija de darunavir 800 mg y el potenciador sin efecto antirretroviral cobicistat 150 mg. España fue uno de los primeros países de Europa en tener acceso a esta medicación. GeSIDA ha coordinado un estudio retrospectivo multicéntrico que incluyó 22 centros de toda España para conocer las características de los pacientes tratados con esta combinación en España, y cuyos resultados también han sido mostrados en la cita celebrada en la capital lombarda.

Por un lado, el estudio ‘Darunavir/cobicistat (DRV/c) Effectiveness in a Large Spanish Cohort: a Sex Analysis of the CODAR Study’ recogió los datos relativos a la eficacia y tolerabilidad de darunavir/cobicistat según el sexo. De 761 pacientes analizados, 193 eran mujeres (en general, en los estudios suele haber una menor representatividad de mujeres respecto a los hombres). Las mujeres tuvieron más años de infección por VIH, menos exposición previa a darunavir + ritonavir y más uso de darunavir/cobicitat en monoterapia, asimismo, presentaron más discontinuaciones por efectos secundarios. No hubo diferencias entre mujeres y hombres en la proporción de pacientes con carga viral indetectable o en el incremento de células CD4.

También se presentaron los datos relativos al uso de darunavir/cobicistat en función del número de antirretrovirales activos en la pauta de tratamiento (‘Darunavir/cobicistat use is determined by the characteristics of HIV-infected patients: the CODAR Study’). Darunavir potenciado puede usarse en terapia triple, pero también en monoterapia, biterapia, e incluso en pautas con más de 3 fármacos. Resultó llamativo que la mayor parte de pacientes que llevan darunavir/cobicistat en España lo hacen tomándolo en monoterapia (40%) seguido de terapia triple (33%), terapia doble (23%) e incluso terapia cuádruple (4%). Los pacientes que toman tratamiento triple lo hacen más de inicio (son más jóvenes, tienen eventos de SIDA o CD4 <200/mm3, y tienen carga viral detectable). Los pacientes con monoterapia son generalmente más mayores, tienen comorbilidades, y tienen un control de la infección por VIH (carga viral suprimida y CD4 más elevados) más garantizada. Los pacientes con tratamiento cuádruple son los pacientes con peor situación de la infección por VIH. No hubo diferencias entre las pautas de darunavir/cobicistat respecto a las respuestas virológica e inmunológica, aunque hubo más tasa de discontinuación con las pautas triples o cuádruples que con la biterapia o la monoterapia. En conclusión, los clínicos en España ajustan el tratamiento con darunavir/cobicistat a las características de los pacientes.

Reducción de la coinfección VIH-VHC en España
Otro de los puntos destacados de la presencia de GeSIDA en la Conferencia Europea del SIDA ha sido la presentación del estudio que constató en 2016 la notable reducción de la coinfección del virus de la hepatitis C (VHC) en personas con VIH al 11,7% –un 47,1% más respecto a los resultados obtenidos el año antes– gracias a una mayor exposición a los antivirales de acción directa (AAD). Los buenos resultados de este trabajo de investigación ponen de manifiesto que es posible eliminar el VHC entre las personas con VIH en España a corto plazo, una vez que el tratamiento con AAD sea accesible para todos los pacientes coinfectados.

No obstante, pese a la notable reducción de la coinfección gracias a los antivirales de acción directa, la carga de cirrosis relacionada con el VHC sigue siendo muy importante entre los individuos con VIH, según refleja la investigación liderada por los doctores González y Berenguer.




Para más información:

Gabinete de comunicación de GeSIDA: Manuela Hernández / Tomás Muriel (95 462 27 27 27 / 605 603 382)

Descarga de nota de prensa adjunta: