Conéctese

Expertos de GeSIDA analizan una innovadora terapia para mejorar el sistema inmunológico de pacientes con VIH a través de la transferencia de microbiota procedente de individuos sanos


Expertos de GeSIDA analizan una innovadora terapia para mejorar el sistema inmunológico de pacientes con VIH a través de la transferencia de microbiota procedente de individuos sanos


NOTA DE PRENSA



EXPERTOS DE GESIDA ANALIZAN UNA INNOVADORA TERAPIA PARA MEJORAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO DE PACIENTES CON VIH A TRAVÉS DE LA TRANSFERENCIA DE MICROBIOTA PROCEDENTE DE INDIVIDUOS SANOS



• Es la primera vez que se analizan los posibles beneficios de transferir microbiota en dosis y bajas y de forma repetida

• Hasta la fecha los tratamientos para mejorar la flora intestinal de los pacientes con VIH (con prebióticos o probióticos) han arrojado resultados muy modestos

• Para llevar a cabo este estudio, sus promotores han llevado a cabo una iniciativa de micromecenazgo o crowdfunding con el fin de conseguir el dinero necesario para costear los reactivos de laboratorio y la contratación de los servicios necesarios poder llevar a cabo las determinaciones del estudio

• La investigación de terapias que permitan recuperar la inmunidad de la mucosa intestinal es actualmente una prioridad que persigue reducir los niveles de inflamación asociados a un peor estado de salud del paciente, el envejecimiento del organismo y el desarrollo de patologías asociadas a este hecho, tales enfermedades cardiovasculares, cánceres o enfermedad renal avanzada

• De demostrar su eficacia, esta novedosa estrategia terapéutica podría beneficiar tanto a personas con VIH como a pacientes de otras enfermedades en los que la microbiota intestinal parece jugar un papel fundamental como, por ejemplo, enfermedad inflamatoria intestinal, colon irritable, obesidad, diabetes, enfermedades autoinmunes, etc.



Madrid, 9 de octubre de 2017.-
Expertos vinculados a GeSIDA (Grupo de Estudio del Sida de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) y que desarrollan su labor profesional en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid han puesto en marcha un estudio pionero para analizar por vez primera la seguridad y la eficacia de una innovadora terapia para mejorar el sistema inmunológico de los pacientes con VIH, consistente en transferir bacterias intestinales –es decir, microbiota, en pequeñas dosis y de manera repetida– de donantes sanos a pacientes con el virus, con el fin de prevenir y ralentizar la aparición de comorbilidades asociadas a la infección así como, en términos generales, mejorar el estado de salud del paciente.

En las primeras semanas de la infección, el VIH infecta y destruye la mayor parte de los linfocitos CD4 del intestino, en donde residen el 80% del total de estas células del cuerpo. Tras el inicio del tratamiento antirretroviral, se ha observado que, respecto a lo que sucede en la sangre, en la mucosa intestinal la recuperación inmunológica es más tardía e incompleta. La alteración de la composición y el funcionamiento de las bacterias intestinales –fundamentales para la efectividad del sistema inmunitario–, se relacionan asimismo con la persistencia de déficits inmunológicos e inflamación.

El exceso de inflamación favorece un envejecimiento acelerado en la población portadora del virus, hecho que se debe en gran medida, a un trasvase de productos bacterianos desde el intestino a la sangre. Este proceso duplica asimismo el riesgo de padecer enfermedades asociadas al envejecimiento, tales como patologías cardiovasculares, cánceres o enfermedad renal avanzada.

Estudios han demostrado que la composición y actividad de las bacterias intestinales alteradas en las personas con VIH puede favorecer o dificultar la recuperación inmunológica, la inflamación y, posiblemente, la aparición de complicaciones médicas.

En el caso de conseguir que este proyecto pionero muestre su efectividad, los beneficios potenciales que obtendrían los pacientes al normalizar la flora intestinal están relacionados con los fenómenos en los que las bacterias intestinales parecen estar más involucradas. Es decir, con una mayor recuperación inmunológica, una mejor respuesta a las vacunas y una reducción de los niveles de inflamación, lo que estaría relacionado con una menor aparición de complicaciones médicas.

“La transferencia de microbiota en dosis y bajas y repetidas no se ha analizado hasta la fecha en otros estudios. De demostrar su eficacia, esta novedosa estrategia terapéutica no sólo beneficiaría a las personas con VIH. También podría explorarse en otras enfermedades en los que la microbiota intestinal parece jugar un papel fundamental como, por ejemplo, enfermedad inflamatoria intestinal, colon irritable, obesidad, diabetes, enfermedades autoinmunes, etc.”, explica Sergio Serrano, de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal y coordinador de este estudio.

La investigación de terapias que permitan recuperar la inmunidad de la mucosa intestinal es actualmente una prioridad que persigue reducir los niveles de inflamación asociados a un peor estado de salud del paciente y al desarrollo de otras enfermedades. Si bien hasta la fecha los tratamientos para mejorar la flora intestinal de los pacientes con VIH (con prebióticos o probióticos) han arrojado resultados muy modestos, la transferencia de flora intestinal constituye una aproximación segura y con mayor probabilidad de éxito.

Para llevar a cabo este estudio, sus promotores han llevado a cabo a través de la plataforma Precipita (impulsada por la FECYT, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad) una iniciativa de micromecenazgo o crowdfunding para sufragar parte de este proyecto de investigación. Con el dinero conseguido (algo más de 11.700 euros), se han podido adquirir los reactivos de laboratorio, imprescindibles para determinar los parámetros de inflamación que se precisan medir en este estudio.

Este proyecto de investigación está impulsado por expertos del Hospital Ramón y Cajal y el Instituto de Investigación Sanitaria Ramón y Cajal, lideramos el consorcio internacional ‘MicroVIH’, dirigido a estudiar el papel que puede jugar la microbiota intestinal en la evolución de la infección por VIH y a ensayos clínicos que permitan comprender las utilidades de su modulación.

Este consorcio está integrado por investigadores de diferentes disciplinas: clínicos especialistas en enfermedades infecciosas, inmunológos, microbiólogos, bioquímicos, genetistas y bioinformáticos. Asimismo, este estudio está respaldado por GeSIDA y se enmarca dentro de los ensayos estratégicos de la Red de Investigación en SIDA (RIS).




Para más información:

Gabinete de comunicación de GeSIDA: Manuela Hernández / Tomás Muriel (95 462 27 27 / 605 603 382)

Descarga de nota de prensa adjunta:

ndptransferenciamicrobiotagesida_v2.pdf NdPtransferenciamicrobiotaGeSIDA_v2.pdf  (426.78 Kb)