Conéctese

BRANDT DESARROLLA UNA PIONERA TECNOLOGÍA DE NUTRICIÓN FOLIAR INTELIGENTE QUE MEJORA LA PRODUCCIÓN DE LOS CULTIVOS UN 8% Y LA SANIDAD DE LAS PLANTAS AL IDENTIFICAR LAS MALAS HIERBAS


BRANDT DESARROLLA UNA PIONERA TECNOLOGÍA DE NUTRICIÓN FOLIAR INTELIGENTE QUE MEJORA LA PRODUCCIÓN DE LOS CULTIVOS UN 8% Y LA SANIDAD DE LAS PLANTAS AL IDENTIFICAR LAS MALAS HIERBAS
NOTA DE PRENSA

BRANDT DESARROLLA UNA PIONERA TECNOLOGÍA DE NUTRICIÓN FOLIAR INTELIGENTE ADAPTADA AL MERCADO COMUNITARIO QUE MEJORA LA PRODUCCIÓN DE LOS CULTIVOS EN CASI UN 8% Y LA SANIDAD DE LAS PLANTAS AL IDENTIFICAR LAS MALAS HIERBAS

Se trata de una tecnología de nutrición foliar inteligente completamente innovadora que acaba con los inconvenientes habituales de los herbicidas como el amarilleamiento y deterioro de los cultivos, y su incompatibilidad con los fertilizantes.

Hasta ahora los micronutientes y herbicidas no se podían mezclar en el mismo tanque sin comprometer la eficacia del herbicida. La nueva tecnología de Brandt los hace compatibles y permite que sean mezclados en el mismo tanque y aplicados de forma simultánea.

En su laboratorio de Carmona, en Sevilla, Brandt Europe ha adaptado la innovación tecnológica lograda por la matriz en sus laboratorios de Springfield, en Illinois, creando un desarrollo propio adaptado a los herbicidas autorizados en Europa, y con el que da un enorme salto cualitativo a su actual oferta de fertilizantes para este mercado.

Brandt Europe ha testado los resultados de su producto en cultivos de gran valor añadido como maíz, tomate o arroz, en los que ha logrado significativos aumentos de producción de entre el 5% y el 7,6%, además de una mejora de la sanidad, aspecto visual y calidad.

Su nombre comercial, Smart, llega por su carácter inteligente, pues el producto distingue entre el cultivo y la mala hierba, protege y nutre al cultivo y deja que el herbicida funcione a la perfección contra la mala hierba.


Sevilla, 16 agosto de 2017.- La compañía Brandt Europe, filial del líder agrícola estadounidense para Europa, Oriente Medio y África, ha desarrollado en su laboratorio de Carmona, en Sevilla, una tecnología única adaptada al mercado comunitario que mejora la sanidad de las plantas y el rendimiento de los cultivos. Se trata de una tecnología de nutrición foliar inteligente que acaba con riegos e inconvenientes habituales de los herbicidas como el amarilleamiento y deterioro de los cultivos, aumentando la producción y mejorando a la par la sanidad de las plantas. Su nombre comercial, Smart, llega por su carácter inteligente, pues el producto distingue entre el cultivo y la mala hierba, protege y nutre al cultivo y deja que el herbicida funcione a la perfección contra la mala hierba, eliminando la misma (no protegiendo ni nutriendo a ésta).

Hasta ahora los micronutientes y herbicidas no se podían mezclar en el mismo tanque sin comprometer la eficacia del herbicida. La nueva tecnología lograda por la matriz en sus laboratorios de Springfield, en Illinois, los hace compatibles y permite que sean mezclados en el mismo tanque y aplicados de forma simultánea. “Cuando los herbicidas toman contacto con los micronutrientes convencionales, el herbicida se une a los metales. Esto provoca una cristalización dentro de la mezcla del tanque, que causa obstrucciones en las boquillas de la pulverizadora, una aplicación despareja y, en última instancia, la ineficacia del herbicida. Nuestra tecnología evita el enlace entre el herbicida y los metales, permitiendo a los productos coexistir en una mezcla y evitando que se afecte la eficacia del herbicida”, explica Manuel González, director general de Brandt Europe.

Las ventajas que los cultivos reciben de esta innovación son las siguientes: una reducción del estrés provocado por herbicidas selectivos post-emergentes; una mejora de la calidad y rendimiento; una mejora de la cosecha a nivel estético; un ahorro considerable de tiempo y dinero permitido por la aplicación simultánea de fertilizante y fitosanitario; y una corrección de las deficiencias nutricionales. Los micronutrientes del sistema creado por Brandt son compatibles con la mayoría de herbicidas selectivos, incluyendo los de aplicación post-emergente y el glifosato.

En su laboratorio de Carmona, en Sevilla, Brandt Europe ha adaptado la innovación tecnológica lograda por la matriz, creando un desarrollo propio adaptado a los herbicidas autorizados en Europa, y con el que da un enorme salto cualitativo a su actual oferta de fertilizantes para este mercado. “La agricultura en nuestro mercado es muy diferente, como también la legislación sobre herbicidas y fertilizantes, por lo que necesitábamos desarrollar un producto propio, basado en los mismos principios y con las mismas ventajas, pero adaptado a nuestra realidad”, afirma Manuel González, que se muestra orgulloso de que ese desarrollo se haya realizado íntegramente en los laboratorios que Brandt Europe tiene en Carmona.

Junto al desarrollo del producto adaptado al mercado comunitario, Brandt Europe ya ha realizado también el testeo de sus resultados, constatando una mejora de la condición general de las plantas (color, crecimiento, cobertura y vigor), reduciendo el estrés causado por la aplicación de herbicidas, promoviendo un sistema inmune más fuerte y saludable y logrando notables aumentos de producción. En concreto, se han realizado ensayos en arroz en la provincia de Sevilla, con fecha de julio de 2015 y julio de 2016, y la producción se incrementó en 510 Kg/ha en un caso, suponiendo un incremento del 5% respecto al testigo, y de 770 Kg/ha en el otro, suponiendo casi un 7,6% de incremento. A nivel mundial, los ensayos y pruebas de Brandt con esta tecnología comenzaron en 2008, logrando un promedio de incrementos de producción de 357 kgs/ha en soja, 839 kgs/ha en maíz, así como un incremento acumulado en cuatro años de 315 kgs/ha en algodón.

Asimismo, en 2016 se hicieron varios ensayos de compatibilidad con múltiples herbicidas tanto en maíz, tomate de industria, patata, alfalfa como en cereales, y en ellos se comprobó la compatibilidad con dichos productos, la efectividad de los herbicidas y el efecto protector del mismo respecto al cultivo pudiéndose comprobar la diferencia visual tras el tratamiento. Entre ellos, en Italia, donde Brandt Europe tiene actividad comercial; en Villga se hizo en maíz y en Badia Polinese se hizo en soja. En ambos ofreció unos 1.000 kilos más por hectárea.

El desarrollo de este sistema de nutrición foliar inteligente para el mercado europeo forma parte de la estrategia de diversificación que ha puesto en marcha Brandt Europe, y con la que pretende dar un salto cualitativo importante en la oferta comercial de la compañía, que trabajaba fundamentalmente en el campo de los genéricos y ahora se introduce en el mercado de las especialidades, productos más exclusivos, con una mayor carga tecnológica e innovadora, muy poca competencia en el mercado español, de mayor valor añadido para los clientes y por todo ello con un mejor margen comercial. Asimismo, supone una apuesta por reforzar la línea de negocio de fertilizantes, cuya oferta ha sido triplicada.

El plan estratégico de Brandt Europa contempla alcanzar unas ventas de 28 millones en 2021, aumentando así sus cifras en más de un 55%, incrementando el peso de los fertilizantes en el volumen de negocio total de la compañía desde el 12% hasta el 22% y apostando en particular por los fertilizantes de especialidad, basados en la tecnología americana de su empresa matriz, pero con el desarrollo propio de su laboratorio de I+D desde el que se han lanzado ya 20 nuevos fertilizantes, que han diversificado la cartera comercial de la compañía, compuesta anteriormente por unos 40 productos fitosanitarios y 10 fertilizantes.

Sobre Brandt y Brandt Europe
Brandt es conocida como una de las empresas familiares de mayor crecimiento en los Estados Unidos. Con una cartera de más de 250 productos, Brandt es elegida para cultivos arbóreos, industriales, hortícolas, céspedes y hasta plantas ornamentales. Sus productos se venden en 48 estados de Estados Unidos y 45 países, y cuenta con más de 135 hectáreas de granjas dedicadas específicamente a la investigación y el desarrollo.

La atención a sus clientes globales a través de la expansión internacional es una de las prioridades estratégicas de Brandt en el momento actual. El primer negocio internacional de Brandt fue una sociedad conjunta con Fertinyect, S.A., con sede central en Córdoba, constituida en 2014 para los productos de inyección en árboles. En 2015, Brandt compró Target Brasil Fertilizantes Ltda. en Brasil, proporcionando a la empresa su primera fábrica en el extranjero y una fuerza de ventas nacional en Brasil. Y en julio de 2016, se concretó su adquisición internacional más importante: la compra de los activos de Tragusa, que ha proporcionado a Brandt capacidad de fabricación en Europa y acceso a nuevos mercados y productos.

Brandt Europa se orienta principalmente a Europa, Oriente Medio y África con una amplia gama de agroquímicos para la protección de cultivos, nutrición de plantas y el control de plagas. Brandt Europe prevé cerrar 2017 con un volumen de negocio de 20 millones de euros, frente a los 18,5 millones de 2016, un 8,11%. La facturación de 2016 fue a su vez superior un 2,77% a la de final de 2015.

Para más información: Jesús Herrera 954 62 27 27 / 625872780

Para descarga de nota de prensa: